-

Se acerca el final del año, se acercan los abrigos y los glamoures de la ropa que disimula las panzas. Se acercan los top 10's, las recapitulaciones, los intercambios, el tráfico insufrible, las ventas nocturnas y las exquisiteces culinarias invernales...

Es tiempo de poner stop y regalarse a uno mismo unas horas. Es tiempo de agradecer, una vez más, por such a perfect day. Sentado en un paraje arbolado o en la comodidad del hogar, verás que descubrir en un parpadeo quien se es, de dónde se viene y a dónde se va, no es tan complejo como lo pintan los lamas. Para el momento posterior, de abrir los ojos para re-descubrir al mundo desde una perspectiva más plena, se prestan el bombo y platillo de tomar el ipod, celular o whatever y escuchar DIARY OF AN AFRO WARRIOR de BENGA, Londinense, chocolatino, genial y veintiunañero.



Oh, año! oh, vida llena de posibilidades! Gracias por tantas cosas buenas que son fuente de inspiración inagotable, joyas para compartir, joyas para hacer nuestras, como MAN MAN, debidamente posteado en verano y retomado hoy para que vean que también visualmente son lo más:



El momento de introspección ha terminado. Navidad no es precisamente una época para estar de ermitaño, agobiándose por lo que no ha sido y menos por lo que ya fue. Es oficial: el frío invernal invita a la interacción social, diciembre contempla nubes de rojas hormonas brotando de nuestros muslos, de nuestras caderas, de nuestras manos que pululan buscando calor y chocolate. Hormonas densas y rojas. Para cuando el momento llegue de fundirlas unas y otras, nada mejor que el sex, sex, sexy THERE'S ME AND THERE'S YOU de The Matthew Herbert Big Band. Si el sólo está que arde... imagínense con una Big Band...!



GOD SAVES DUBandFUNKandSWINGandUS!!!

1 comentarios

aArOn on 22 de diciembre de 2008, 11:18

yeah...benga es onda... lo unico q me molesta son sus patitos en las rolas...